Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

This is Him!

This is Him! Zadig & Voltaire


Puedes comprarla AQUI.

This is Him! Zadig & Voltaire

Fragancia de la casa Zadig & Voltaire lanzada al mercado en 2016 creada por Nathalie Lorson y Aurelien Guichard de la familia oriental Amaderada.
NOTAS DE SALIDA: Pomelo y pimienta negra.
NOTAS DE CORAZON: Incienso y vainilla.
NOTAS DE FONDO: Sándalo.

Se trata de una fragancia densa, con un punto de oscuridad, ahumada y empolvada con una sorprendente mezcla de incienso y vainilla totalmente envolvente que son las dominadoras de esta propuesta olfativa.

Su salida es como si extendiésemos una alfombra de incienso sobre la que se espolvorea algo de vainilla para preparar el camino de la toronja que entre muy potente en el ambiente y se posa sobre esa alfombra. Al posarse, la vainilla la envuelve tornándola cremosa y acto seguido aparece sobre ellas la pimienta. Es una fragancia muy nítida olfativamente hablando, se perciben muy bien las notas y como trabajan en su construcción de la fragancia, por otra parte, al ser pocas notas facilitan esta percepción y la convierten en una propuesta poco evolutiva pero fantástica para disfrutarla, con un aroma tan agradable, ¿para que se necesitan tantas evoluciones? En muchas ocasiones, menos es más y esto es lo que ocurre con esta fragancia. Simple, sencilla y efectiva. Muchos la tildarán de ser plana, y es cierto que evoluciona poco, pero a veces eso se convierte en algo bueno. Si te gusta lo que ofrece, no es necesario evolucionar hacia otros paisajes olfativos. Es una propuesta para quienes gusten del incienso y la vainilla. Si te gustan esas dos notas vas a disfrutar sobremanera con ella, es la base sobre la que todo se coordina y es lo que vamos a mantener de principio a fin. Al principio con el acompañamiento de esas dos notas de pomelo y pimienta negra y en su secado con el sándalo. Eso es todo, no hay más.
Transcurridos diez minutos el pomelo baja notoriamente su intensidad dejando el protagonismo a la mezcla pimienta-incienso que nos aporta un tono próximo al cuero. Ese ligero tono avainillado se retrae para no restar protagonismo a este dúo de notas.

Alcanzado el cuarto de hora se ha convertido en una fragancia de tintes oscuros donde la pimienta va apoderándose de todo el protagonismo. El incienso ha quedado subyugado al poder de esta especia mientras que el pomelo se deja llevar quedando más al fondo y la vainilla tiene una presencia meramente testimonial, casi inapreciable.

Alrededor de la media hora la vainilla empieza a cobrar fuerza y va creciendo poco a poco para irse situando en lo más alto de la fragancia junto con la pimienta. Ahora es el incienso el que se va quedando al fondo como nota secundaria viéndose acompañado por ligeros tintes de pomelo. Es un juego continuo de estas tres notas, primero fue el dúo pimienta-incienso con la vainilla por debajo y ahora es el támdem formado por la pimienta y la vainilla con el incienso con toques de pomelo por debajo quienes conforman la fragancia.

Al llegar a la hora la vainilla sube a la parte alta de la fragancia y une al incienso para llevar el peso de la fragancia dejando a la pimienta en segundo plano con un fondo suave de pomelo. Comienza a percibirse el sándalo.

A la hora y media el incienso experimenta un repunte y vuelve a lo más alto compartiendo status con el sándalo que también se eleva a lo más alto de la fragancia mientras la pimienta se debilita y se ubica por debajo junto a la vainilla.

A las dos horas sigue igual pero la pimienta ha desaparecido.

A las tres horas hay un equilibrio de intensidades donde las tres notas, incienso sándalo y vainilla se muestran a la par y a partir de aquí hasta el final de su vida, no hay más cambios olfativos, continúa hasta el final con estas tres notas con un juego olfativo donde se van alternando en intensidades entre ellas, unas veces se perciben más altas unas y poco después se perciben otras, es un continuo vaivén unas veces destaca la vainilla, otras el sándalo y otras el incienso. Y en este juego va trascurriendo el tiempo hasta que alrededor de las 15 horas desaparece en mi piel, si bien a partir de la duodécima hora queda muy débil ya.

Hacia las 5 horas experimenta una importante caída de potencia y cae a ras de piel.

Su proyección es de unos dos metros la primera media hora, para caer poco a poco y llegar a la hora de vida con unos 20-30 cm de la piel y entre la cuarta y la quinta horas se queda a ras de piel prácticamente.

Esto es todo lo que da de sí la fragancia, sencilla pero efectiva, sexy, cálida, versátil con un punto oscuro a veces y a la vez acogedora en otros momentos. Uso tanto en día como en noche, siempre queda bien, no necesita ir muy elegante si bien no rechaza ese tipo de vestimenta, adaptandose bien a cualquiera excepto sport. Más indicada para climas frios, no desentona en climas templados de primavera y otoño. En verano la veo un poco pesada si bien con pocos sprays y de noche quizá pudiese aguantar el tipo. No la veo circunscrita a edades, vale para cualquiera. Se puede adaptar perfectamente a una cita, a una reunión o a una noche de fiesta. Muy recomendable. Un agradable descubrimiento en su día cuando la probé y que me ha estado aguantando todo el invierno y este principio de primavera. Con un precio de alrededor de 40€ el envase de 100 ml. es una opción asequible que ofrece una muy buena calidad.