Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Sport Man de Puig

Sport Man, Antonio Puig
Sport Man, Antonio Puig

SPORT MAN  de PUIG

Fragancia masculina lanzada al mercado en 1.997 y creada por Benoist Lapouza y Rosendo Mateu.

NOTAS DE SALIDA: Bergamota, pomelo y notas verdes.

NOTAS DE CORAZON: Menta, nuez moscada y té verde.

NOTAS DE FONDO: Musgo de roble y sándalo.

Parte con una salidad cítrica que en cuestión de segundos  se mezcla con los tonos verdes, instantes después se le incorpora una rica nota de menta y al cabo de unos pocos minutos se torna especiada por efecto de la nuez moscada. Pasados unos cinco minutos empieza a incorporarse la nota de té verde. En su primer impacto de salida me recordó bastante a Calvin Klein One. Todas estas notas se  mezclan bastante uniformemente  y en conjunto avanzan para llegar a la primera hora con dominio de los tonos de té verde con matices verdes debajo, algún reflejo aún de menta y especias pero menos intenso que al principio y una base ligerísima de pomelo.

Entre la primera y segunda horas empiezan a perderse los cítricos, la menta y la nuez moscada, nos quedan unos tonos de té verde, que se va mezclando con el musgo de roble que empieza a aparecer suavemente. No es un musgo de roble intenso como el que hemos apreciado en múltiples ocasiones en fragancias más clásicas, éste es totalmente sintético y se percibe muy suave. Pasada la segunda hora se nos queda una mezcla de té verde con musgo de roble, el resto de notas ya apenas se aprecian, solo algo de menta muy leve y  poco a poco el musgo de roble que se van potenciando y se torna más verde y terrosa la fragancia. Hacia la tercera hora se mantienen los tonos verdes terrosos y toman un carácter más amaderado gracias a la aportación del sándalo que a partir de aquí empieza a aparecer bajo el dominio del musgo de roble con matices leves de té verde. A partir de la cuarta hora el sándalo se torna protagonista principal acompañado por el musgo de roble y un puntito de té verde que va desapareciendo poco a poco y a la quinta hora llegan solas las notas principales, es decir, el sándalo con una base de musgo de roble.

Y no tiene más variación que la pérdida de potencia de esas notas hasta desaparecer alrededor de la séptima hora en mi piel, discurre siempre con tonos muy suaves.

Una fragancia fresca, ligera, alegre y divertida, ideal para el dia a día, para situaciones informales, trabajar o practicar deporte. Un eau de toilette supereconómico que cuesta unos 10€ los 150 ml. Para usar en el día y en primavera y verano.

Poca proyección y longevidad media pero que por su precio se puede reaplicar y sobredosificar cuanto quieras.

En mi piel dura unas 7 horas la mayor parte del tiempo a ras de piel. Proyecta como un metro de salida para llegar a la primera hora con escasos 20 cm y poco después quedar a ras de piel, antes de las dos horas. Es agradable de llevar y gusta, no molesta, queda bien y se lleva algunos cumplidos, principalmente en la primera hora que es cuando más se percibe. Ideal para cualquier edad sin límites.Una fragancia sin gran desarrollo, sin grandes pretensiones más allá de oler bien.