Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Solo Loewe Origami

Solo Loewe Origami

Puedes comprarla AQUI.

SOLO LOEWE ORIGAMI

Lanzada en 2018 perteneciente a la familia amaderada aromática.

Salida: Limón, bergamota, albahaca, romero, cardamomo y anís.
Corazón: Lavanda, geranio y extracto de lavanda.
Fondo: Almizcle, ámbar, vetiver, pachuli y amberwood.
Salida muy cítrica y especiada donde el limón, la bergamota, la albahaca y el romero salen a la par percibiéndose mucho el romero y el limón para a los dos minutos incorporarse el cardamomo tomando un carácter muy empolvado al momento. La intensidad del cardamomo y el romero son casi asfixiantes. Hacia los cinco minutos se incorpora la lavanda y dos minutos después el geranio. Esa salida tan abrumadora empieza a asentarse y relajarse a partir de los diez minutos dejando apreciar unas preciosas notas. Desde mi punto de vista todas las notas se han agolpado tan intensamente que no dejaban apreciar este conjunto tan sumamente interesante de riquísimas notas. Desde aquí empezamos a apreciar mejor las notas cítricas, un delicioso cardamomo y un conjunto redondeado por un delicioso romero, y unos tonos más suaves de lavanda, albahaca y geranio.
Esa bomba inicial deja paso a un desarrollo más suave y va evolucionando hacia un dominio de la lavanda, el cardamomo y el romero un suave tono anisando que va apareciendo y que no habia percibido hasta ahora y va emergiendo entre esas tres poderosas notas. La lavanda va creciendo paulatinamente supongo que impulsada por el extracto de lavanda que se une a la nota de lavanda inicial y se impone sobre el resto de notas manteniéndose el cardamomo en un altísimo nivel también. El romero y el anís se mantienen en un segundo plano y al fondo quedan la albahaca, el geranio y los cítricos cediendo intensidad poco a poco.
Llegando a la media hora empieza a entrar un nuevo tono ligeramente dulce, aterciopelado de ámbar que potencia las notas de anís y cardamomo por lo que se torna algo más dulce. Desde aquí nos encontramos una fragancia sustentada sobre lavanda, cardamomo, romero, anís y ámbar. Las demás notas van desapareciendo. Una vez rebasada esa media hora va adquiriendo unos tonos más limpios lo que denota que el almizcle empieza a actuar. Al llegar a los 45 minutos se percibe la formación de dos grupos de notas: la lavanda y el almizcle para dejar un tono limpio por un lado y el cardamomo, romero, anís y ámbar para dar un tono ligeramente dulce y empolvado.
Según vamos llegando a la hora de vida se percibe la aparición del vetiver, una nota que aporta vitalidad con sus tonos ligeramente verdes, terrosos y húmedos a la vez que limpios que se complementan con el almizcle y la lavanda que ya se va tornando más leve. El romero ya también pierde mucha potencia. El cardamomo y el anís aún consiguen mantenerse aunque con menos intensidad. El ámbar es notable aún al igual que el almizcle. Rebasada la hora comienza a aparecer el amberwood.
A la hora y media tenemos el amberwood y el vetiver dominando con un fondo de cardamomo, almizcle y ámbar. No queda nada más.
A partir de las 2 horas ya se comienza a percibir la nota de pachuli.
De la tercera hora en adelante la fragancia se vuelve ya muy suave, a ras de piel con dominio del pachuli con toques de vetiver y un fondo de madera. El almizcle y el ámbar apenas se perciben y el cardamomo ha desaparecido.
Alcanzadas las tres horas y media el pachuli toma más fuerza y queda por encima de ligeros tonos de madera y vetiver todo ello ligeramente ambarado y almizclado.
A partir de aquí el almizcle y el ámbar van a desaparecer poco a poco y la madera se va debilitando de tal manera que queda como una débil película de fondo.
Al llegar a las cuatro horas sigue igual, pachuli y vetiver con ligero fondo amaderado que van perdiendo potencia poco a poco hasta desaparecer alrededor de la sexta hora. De la cuarta a la sexta hora es tan débil que hay que rastrear la piel con la nariz para encontrarla.

Una longevidad escasa para este flanker del afamado Solo de Loewe que no está a la altura en rendimiento de lo que cabría esperar de él. Cuatro horas de rendimiento aceptable y las dos últimas bastante pobres. Su proyección no es tampoco destacada, alrededor de un metro y medio la primera hora para luego ir bajando poco a poco y a la hora y media queda a medio metro y a las 2 horas queda practicamente a ras de piel. Es una fragancia con un cierto toque elegante pero que puede adaptarse a cualquier vestuario, con un tinte fresco amaderado que se adapta mejor a climas templados y cálidos y para el dia. Para cualquier edad pero mejor rebasando los 25 años desde mi punto de vista.
Siendo claramente masculina es una fragancia que puede quedar bien también en mujeres. Huele bien sin ser llamativa, ideal para un entorno de oficina y para el dia a dia. No la veo como un imán de cumplidos ni que vaya a volver loco a nadie, es discreta y se lleva bien sin más. Una propuesta genérica de aroma agradable pero que no pasará a la historia.