Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Rochas Man

Rochas Man

Puedes adquirirla AQUI (Amazon)


Es una fragancia oriental, amaderada y especihttps://youtu.be/yvcQNBTk9s8ada. Rochas Man se lanzó al mercado en 1.999 de la mano de Maurice Roucel. Con notas de salida de lavanda, bergamota (y especias), notas de corazón de jazmin, cedro de Virginia, lirio de los valles, frambuesa y capuchino y notas de fondo de sándalo, pachulí, ámbar y vainilla.
Unos la ubican en la familia oriental amaderada y otros en la familia amaderada especiada y lo cierto es que en su composición no declara notas especiadas, pero tiene una salida tremendamente especiada, se percibe claramente, además bien picante. Yo diría que pimienta negra en abundancia pero no me atrevo a confirmarlo con exactitud al no ser nota declarada. Lo único cierto es que su salida es muy especiada, ligeramente cítrica y con bastante lavanda. Me recuerda un poco al A* Men de Thierry Mugler pero más fino y elegante, no tan intenso. A los pocos minutos de su inicio comienza a aparecer la vainilla. Una vainilla suave y dulce, muy gourmand también del estilo de Pi de Givenchy. Pasados los primeros 15 minutos mas o menos, el furor de las especias ha bajado intensidad y aparece unas notas riquísimas de frambuesa y tonos florales procedentes del jazmin y el lirio y sube bastante la intensidad de la vainilla. Alcanzada la media hora de vida, ya hay vestigios de cedro, muy suaves, poco perceptibles y un rico café, un café capuchino de calidad, que convierte la fragancia en un placer olfativo fantástico, ese conjunto de vainilla, frambuesa y capuchino es sencillamente magistral. Las especias aún siguen presentes pero con una intensidad más moderada.
Tras una hora de vida, la lavanda es casi imperceptible y las especias han desaparecido y van apareciendo el pachulí y el sándalo, ya va tomando carácter amaderado. La vainilla baja algo de intensidad y se va tornando diferente. Sorpresivamente, esa vainilla dulce de la primera hora, a partir de aquí cambia radicalmente para convertirse en una vainilla seca y algo más áspera, como si se mimetizase con las maderas.
Alcanzada la segunda hora, la vainilla pierde buena parte de su fuerza y va cediendo el sitio al ámbar, que vuelve a revitalizar el dulzor de la fragancia aunque con su tono característico, diferente al de la vainilla, más acaramelado y las maderas campan a sus anchas ya hasta el final de la fragancia. Se siguen percibiendo ráfagas esporádicas de café, cada vez menos intensas.
Alcanzada la 4ª hora, ha quedado el típico combo ámbar-maderas con una sutil base avainillada poco perceptible ya, al igual que las ráfagas de café que son ya mínimas. A partir de aquí, la fragancia ya se vuelve lineal y se mantiene así hasta el final de su vida, con ese tono dulce ambarado y toques amaderados, va desapareciendo lentamente y de vez en cuando se revitaliza, sube y baja, a veces parece que se pierde y al rato se vuelve a percibir y así hasta unas 12 horas.
Pasadas esas 12 horas, aún se puede rastrear algún vestigio en la piel buscando con la nariz pegada durante bastante tiempo más.
Aplicado al mediodia, al mediodia del día siguiente, aún se pueden encontrar rastros en la piel.
Tras la descripción de la fragancia, pasamos a ver el análisis de longevidad y proyección:
Longevidad muy digna, como he dicho supera sin problema las 12 horas y en cuanto a proyección encontramos 2 horas donde proyecta bien, unos 2 metros la primera hora y algo menos la segunda, digamos 1 metro. A partir de aquí va decreciendo y al final de esa segunda hora ya baja bastante para quedar a ras de piel alcanzada la tercera hora.
Os hablo siempre de pruebas en mi piel, recordad que cada piel es diferente y el comportamiento puede variar de unas a otras.
De carácter elegante y refinado, lo veo para vestimenta formal, y semi formal principalmente, aunque con atuendo casual, también se defiende bien. Para climas frescos y fríos, otoño e invierno. Alguna noche fresca de primavera también puede acompañarnos y descartado totalmente con calor. Tanto para la noche como para el día, yo le otorgo un toque un poquito más para la tarde-noche y en ambiente no muy cargados. Salida romántica, cena de amigos, pubs, y por el día puede ser válida en reuniones y podría valer también para oficina pero tener en cuenta que lleva ese punto elegante que dependiendo del ámbito de la misma puede encajar o no. Sobre todo, si se usa en oficina, ser cauto con los sprays, no sobrepasarse.
Una opción clásica para mayores de 30 años, con un cierto toque unisex aún siendo masculina por su carácter gourmand y generadora de cumplidos, gusta mucho entre las mujeres.
Un frasco muy sugerente para una fragancia que también lo es, muy sexy y seductora y a muy buen precio.