Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Prada Luna Rossa

Prada Luna Rossa


Puedes comprarla AQUI.
Prada Luna Rossa

PRADA LUNA ROSSA                                

Lanzada en 2012 por la nariz Daniela (Roche) Andrier pertenece a la familia cítrica aromática y presenta las siguientes notas;

NOTAS DE SALIDA: Naranja amarga y lavanda

NOTAS DE CORAZON: Esclarea y menta

NOTAS DE FONDO: Almizcle ambreta y ambroxán.

Parte con una salida cítrica de naranja amarga que se ve envuelta en poco tiempo por una lavanda muy notoria que se hace dominante y deja un aroma empolvado. En unos diez minutos la esclarea ya está aportando un toque verde, aromático, picante y mentolado que se complementan por una riquísima menta superaromática. Al cuarto de hora se han acoplado las notas de salida y corazón haciendo un conjunto homogéneo excelente donde destacan los tonos de menta con un leve acento especiado que no es sino el tono picante de la esclarea, una agradable lavanda que deja un matiz empolvado y una leve naranja al fondo cada vez más débil. Todo ello conforma un conjunto con una impronta a limpio excelente.

Según avanza en el tiempo, rebasada la media hora, la naranja va flaqueando hasta desaparecer mientras son los tonos aromáticos quienes dominan, la esclarea con la menta dejan un aura fresco mentolado que se complementa con un fondo de lavanda que conforman una fragancia ideal para climas templados y cálidos. Poco más allá de la media hora la fragancia empieza a tornarse jabonosa, su impronta a limpio se vuelve más persistente y notoria, síntoma inequívoco de la aparición del almizcle. Nos ofrece un aroma a jabón de lavanda y menta maravilloso.  Rebasada la hora lo primero que me llama la atención son unos leves tonos amaderados que se van incorporando, lo que anuncia la llegada del ambroxán. Esta nueva nota va aportando ligeros tonos acuerados, matices de papel viejo, un leve tono casi dulce y seco. Desde este punto en adelante se va tornando algo más compleja en cuanto a matices con esta nueva aportación, sigue manteniendo sus tonos jabonosos mentolados y de lavanda que según avanzamos hacia las dos horas se torna algo más empolvada y se mantienen los tonos de menta y esclarea, pero alrededor de las 2 horas y media estos tonos de esclarea y la menta sufren un descenso de intensidad muy importante, situándose muy al fondo de la fragancia y ésta queda dominada por el almizcle y el ambroxán con algo de aportación aún de lavanda aunque ya bastante más debilitada, con unos matices difusos a piel  limpia, ligeros tonos de lavanda ligeramente amaderados, como a papel viejo y a veces un puntito acuerado y un levísimo matiz casi cítrico. La fragancia en este punto ya ha quedado a ras de piel.

A las 3 horas ya no queda rastro de las notas que venían acompañando al almizcle y al ambroxan, y quedan estas dos notas solas de aquí en adelante con un tono suave y bajo a piel limpia, un poquito amaderada y ese olor como a papel viejo.

A la cuarta hora parece como si hubiese desaparecido ya la fragancia pues presenta una intensidad muy baja y unos aromas que destacan poco del tono de la piel dando la sensación de no haber nada, no proyecta en absoluto y hay que acercarse a olerla. Rebasados unos diez minutos más empieza a recobrar fuerza y se vuelve a percibir mejor. Por qué ocurre esto? Posiblemente por la percepción de las moléculas en nuestra nariz, dicen que debido a su tamaño, éstas moléculas pueden traspasar las membranas de nuestra nariz y dejar de percibir el olor como ocurre con el Iso E Super, que aparece y desaparece y en buena medida también por la saturación de nuestra pituitaria. Una vez que han quedado solas las notas de almizcle y ambroxán la fragancia inicia un juego de vaivenes apareciendo y desapareciendo a ratos.

A partir de la quinta hora, el almizcle baja algo de intensidad y el ambroxán queda dominando la fragancia y se vuelve más perceptible aunque continúa apareciendo y desapareciendo. De aquí en adelante se mantiene invariable algunas horas más donde lo único que va a ocurrir es el paulatino desvanecimiento de estas notas, primero del almizcle y después se irá apagando el ambroxán hasta desaparecer, pero llegados a la octava hora, permanece aún invariable.De la octava hora en adelante se va debilitando bastante ya y se percibe muy poco al llegar a las diez horas. De la décima hora en adelante aún se percibe algún rastro muy débil ya y desaparece de mi piel más allá de las 12 horas. Si bien estas dos últimas como digo muy poco perceptible.

El almizcle y el ambroxan, son dos potentes fijadores que van a dotar a la fragancia de una buena longevidad. He leído por ahí comentarios de que esta fragancia dura muy poco, pero nada de eso, el problema que tiene es que satura muy rápido nuestra nariz y dejamos de percibirla pronto, pero cuando dejamos descansar un rato el  olfato vuelve a percibirse de nuevo. Al rebasar las 2 horas de vida cae radicalmente a ras de piel y hay que acercar la nariz para olerla y la percibimos poco espacio de tiempo por esta razón, hay que retirar la nariz y si volvemos a olerla al rato, vemos que sigue ahí pero ya sin proyección ninguna. Yo, haciendo mis pruebas, me la apliqué a las 17 horas y durante la mañana siguiente aún la percibía pegada a mi piel. Ya muy débil, eso sí, pero se percibía que había sido aplicada en esa zona por el ligero rastro que aún quedaba. Dicho esto, su longevidad se podría cuantificar en unas diez horas de buena percepción y a partir de ahí un ligero rastro en piel hasta más allá de 12 horas.

Su proyección no es alta, alcanzará aproximadamente un metro a metro y medio la primera media hora, luego baja a medio metro escaso al llegar a la hora y de la hora en adelante decrece hasta unos 20 cm donde se mantiene hasta la segunda hora, a partir de ahí, el resto de su vida va a ser a ras de piel.

Fragancia ideal para primavera y verano, admite su uso en otoño también y es una fragancia que, sin ser rompedora en su concepción, es agradable a todo el mundo. Es de las que no desagradan ni molestan, gusta mucho por su magnífico olor a limpio, ideal para el día y la noche en estos climas templados cálidos aunque más apropiada para el dia, óptima para oficina, ideal para cualquier situación, vale tanto para un evento formal como para una reunión de amigos, no molesta, no invade y atrae mucho por su limpieza. Tiene la suficiente clase para permitirte llevarla bien vestido y a la vez desempeña bien con vestimenta informal. Para cualquier edad y situación, quizá entone menos en los muy jóvenes, pero abarca a casi todas las edades. Yo le añadiría un poco más de proyección para que fuese ideal. Muy versátil, muy generadora de cumplidos como la mayoría de fragancias limpias. Una fragancia que la primera vez que la olí, se me vino a la mente Montblanc Starwalker, por lo que la ubicaría en ese estilo de fragancias, pero ésta me ha gustado más. Mi batch es de Agosto de 2.019, por lo que puede que haya sufrido alguna reformulación, un detalle que por el momento desconozco. Cuando no sepas que ponerte, Luna Rossa es una muy buena opción que siempre te va a dejar en muy buen lugar. Sin duda.