Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Prada Amber pour homme

PRADA AMBER POUR HOMME
PRADA AMBER POUR HOMME

PRADA AMBER POUR HOMME

Es una fragancia de la familia oriental fougère lanzada en 2006 y creada por Daniela (Roche) Andrier con una pirámide olfativa compuesta por:

NOTAS DE SALIDA: Mandarina, bergamota, neroli y cardamomo.

NOTAS DE CORAZON: resina de ládano, almizcle, flor de azahar del naranjo, geranio y mirra.

NOTAS DE FONDO: Vetiver, gamuza, sándalo, haba tonka, pachuli, vainilla y azafrán.

Esta fragancia en su primera impronta, nada más aplicártela, es de limpieza, una fragancia fina, cítrica dulce con un puntito resinoso, un poquito cremosa y con un neroli que deja rasgos verdes y ligeramente ácidos que se va tornando jabonosa mientras recibe una nota de cardamomo riquísima un jabón de calidad que va a acompañarnos durante buena parte de la fragancia. A los diez minutos se deja dominar por un rico cardamomo. Los tonos dulces y resinosos provienen de la resina de ládano que se instala casi de salida. Su nota dominante durante la primera hora va a ser esa nota de cardamomo de Guatemala de gran calidad bajo la que se sitúa un suave neroli que, si bien deja su punto verde, ácido y ligeramente cítrico no es una nota punzante. La mandarina y la bergamota acompañan durante la primera media hora más o menos pero desaparecen. El almizcle también se ha dejado notar desde el principio aportando ese tono jabonoso ambarado que se va a percibir durante la mayor parte de la vida de la fragancia, y continúa dejando un ligero toque que no se pierde y rebasada esa media hora empieza a acompañar también la nota de azahar dejando un matiz también fresco y limpio a flores blancas y geranio, un tono ligeramente denso que se ve potenciado con la aparición de la mirra, que empieza a repuntar según nos acercamos  a la hora.

A la hora se torna más jabonosa y ambarada aún, debido a la expansión total del almizcle, muy resinosa y balsámica por la combinación de las resinas de ládano y mirra y con un esplendoroso cardamomo que deja um aire atalcado en el conjunto. Estos tonos se ven apoyados de fondo por un ligero toque verde y floral.

Caminando hacia las dos horas va incorporándose un poquito de pachuli con tonos suaves y un toque dulce, que se va asociando a la nota de haba tonka que empieza a asomar. Rebasadas las dos horas se empieza a percibir mejor la nota de pachuli que se entremezcla con las notas resinosas de mirra y ládano, aún resiste el cardamomo pero muy débil ya y va a desaparecer en poco tiempo. Ahora  comienza a asomar un vetiver ligero y luminoso y sube el haba tonka. También se empiezan a percibir un tono acuerado suave que va a proceder de la nota de gamuza y del azafrán, dos notas que dejan esos tonos acuerados, tonos que se intensifican alcanzadas las dos horas y media. Permanece aún un suave  tono jabonoso del almizcle.

En el camino a la tercera hora nos encontramos que tenemos una fragancia dominada por los tonos acuerados con una base dulce y resinosa por debajo con suaves matices amaderados, algo verdes y terrosos, estos matices de fondo  se forman por la combinación de pachuli, vetiver y sándalo, que asoma también.

Al llegar a la cuarta hora nos encontramos que la vainilla ha aparecido y toma el relevo de las notas dulces siempre apoyada por un poquito de haba tonka que aún queda y los restos dulces de las resinas. Esos tonos dulces se posicionan como notas mas intensas, redondeadas por debajo por los tonos acuerados que han bajado algo de intensidad y se emparejan con el pachuli, sigue manteniendo un tono jabonoso y quedan ya muy al fondo el vetiver.

De la quinta hora en adelante nos encontramos una mezcla suave, pues ya la fragancia ha bajado su intensidad, de vainilla, pachuli, azafrán y se percibe algo de sándalo. Desaparece la gamuza por lo que el tono acuerado baja de intensidad y cambia de tono, quedando sólo ese tono de azafrán que recuerda algo al cuero pero con un tono más alquitranado. Mantiene estos mismos tonos al llegar a la sexta hora.

De la sexta hora en adelante es básicamente vainilla y azafrán, queda un poquito de pachuli de fondo muy leve que se va a ir perdiendo hasta desaparecer y quedarnos solo con el dúo vainilla – azafrán hasta la décima hora, luego queda sola la vainilla hasta desaparecer, en mi caso alrededor de las 12 horas.

Su longevidad se puede cifrar en unas 12 horas con una proyección de salida que supera los dos metros para llegar a la hora alrededor del metro y sigue proyectando algo hasta las 4 horas que queda a ras de piel…

Fragancia elegante, refinada, de calidad, con clase, que puedes utilizar en cualquier estación, con vestimental formal, semi formal o casual, para edades de 25 en adelante la considero por su cierta formalidad, la encuentro bastante unisex e ideal tanto para día como noche, es ideal para una cita, muy generadora de cumplidos por su aroma limpio, transmites sensación de limpieza con ella y es la típica fragancia que nunca queda mal, puedes llevarla al trabajo, a una reunión, a un evento formal, a una cena tanto en pareja como con amigos o a una cita especial, puede con todo. He leído comentarios por internet de personas que les recuerda  tanto a Noir de Tom Ford como a Reflexion Man de Amouage en algunas fases, no puedo corroborarlo, pero es lo que dicen. Una excelente compra por un precio entre 50 y 60€ los 100 ml. Muy recomendable.