Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Olivier Cresp

Olivier Cresp

Olivier Cresp nació en Grasse, Francia, en 1955 , y pertenece a una familia de varias generaciones dedicada a las materias primas de la perfumería. Su hermana es la perfumista Françoise Caron. Su padre y abuelo comerciaban con las materias primas utilizadas en la industria del perfume. Cresp ha sido un perfumista desde 1975.​ Empezó a trabajar para Firmenich en 1992, y consiguió ser maestro perfumista en 2006. Reside en París, y su hijo Sebastien es también perfumista. En el año 2012, recibió el título de Caballero de las Artes y las Letras.

La perfumería de este maestro del minimalismo, que desarrolla actualmente como Maestro Perfumista en la casa Firmenich, es atemporal y refinada. También ha trabajado para Akro. Cresp, además de hablar un español muy fluido, se siente muy vinculado con España y su perfumería, pues su madre es de cultura española y en todas sus creaciones siempre trata de incorporar notas cítricas y chispeantes, que tanto le recuerdan a España y a su niñez.

Entre sus creaciones más destacadas se encuentran Black XS de Paco Rabanne, Eau Fraîche de Versace, Kokorico de Jean Paul Gaultier, Angel de T. Mugler, Givenchy Gentleman y varios de sus flankers, Black Opium de YSL, Mercedes Benz y varios de sus flankers, Agua de Loewe (unisex), Aire de Loewe, Light Blue de Dolce & Gabanna, Dune para hombre de Dior, etc.

“Crear un perfume es un trabajo que requiere delicadeza. Crear un perfume lleva tiempo, puede tomar entre seis meses o un año.” (Olivier Cresp).

Ocupa el sillón “Cedro” de la Academia del Perfume.