Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Nuit Etoilée – Annick Goutal

Nuit Etoilée – Annick Goutal

Puedes comprarlo AQUI.

Nuit Etoilée – Annick Goutal

Creada en 2.012 por ISABELLE DOYEN, una fragancia de la familia olfativa amaderada aromática para hombres y mujeres.

Notas de salida: cidra, naranja y menta.
Notas de corazón: pino y abeto.
Notas de fondo: siempreviva, angélica y haba tonka.
Una fragancia nicho de una calidad increíble, muy natural y muy bien concebida, una obra de arte en su concepción. No es una fragancia que pueda llamar la atención por su rendimiento, que no va más alla de cualquier perfume comercial, sino por la calidad de sus notas y su fantástica elección y combinación para recrear su nombre: NOCHE ESTRELLADA.

Salida cítrica con un leve tono cremoso alimonado típico de la cidra entremezclaro por un tono muy claro de naranja y una menta potente y muy natural, que es la nota dominante de esta salida. Primero abre la cidra y a los pocos segundos se incorpora la naranja y acto seguido la menta, de uno en uno. La naranja tiene un tono suave y agradable. La menta es supernatural e intensa sin avasallar y al moverme me llegan pequeñas ráfagas de un tono como a chicle de menta y a los dos minutos se ha apoderado de la salida por encima de los cítricos. A los 7 u 8 minutos percibo la incorporación de los primeros compases de unas notas muy naturales de pino que van tornando la salida con un aire mas resinoso, levemente punzante y verde, más balsámico y va evolucionando hacia un tono más boscoso, como si nos fuesemos adentrando por un camino hacia un bosque de coníferas. Las notas de pino son tan suaves que da la sensación de ir avanzando por ese camino y empiezas a percibir de fondo el aroma de los pinos según te acercas. Se entremezclan esas notas de pino con la menta potenciando su carácter balsámico y envolviéndose por una cremosidad que le imprime un ligero toque jabonoso, limpio, ligeramente verde como si se tratase de un jabón de lujo con aroma a pino. Transmite una riquísima sensacion de pureza, de naturaleza limpia , a bosque.
A los 20 minutos se incorporan notas de abeto que complementan a las de pino subiendo un punto su intensidad, más verde, un puntito más oscuro y resinoso rozando casi lo ahumado. A partir de aquí percibimos la sensación de que el camino ya se ha adentrado en pleno bosque, rodeados de pura naturaleza y así llegamos a la media hora de vida donde nos encontramos que, los cítricos han mermado ya bastante, notándose su existencia aún por un levísimo toque cremoso de fondo que todavía retiene un mínimo de aroma cítrico, pero que va poco a poco desapareciendo, la menta los ha dejado de lado para ir a asociarse con el pino y el abeto. Según avanza hacia la hora de vida se nota un poquito más densa y oscura por la aparición de las primeras notas de siempreviva, una flor de aroma intenso que en media hora más ha desarrollado toda su fuerza. La fragancia al llegar a esta hora y media ha perdido sus inicios suaves, ligeros y campestres para ahondarse en un perfil más seco, nocturno y embriagador. Esta flor aporta un aroma con tonos de heno, curry y miel, y se va introduciendo poco a poco otra flor: la angélica. Esta nueva aportación floral introduce unos tonos terrosos y herbáceos, simulando ahora la noche en este punto de la fragancia. El pino y el abeto han cedido parte de su intensidad, como si ese camino ya acabase de cruzar el bosque y se adentrase en un campo floral durante la noche. Hemos llegado a las dos horas de vida de la fragancia y nos encontramos con una composición totalmente floral que adquiere en este punto su lado más femenino. Sin perder su carácter unisex, si que se inclina la balanza ligeramente del lado femenino pero, para no dejarse ir más allá, empiezan a aparecer las primeras notas de haba tonka, que empieza a relajar la tendencia del perfume para volver a equilibrarlo con la incorporación de unos tonos más dulces. Llegando a la tercera hora, la siempreviva ha perdido empuje y la angélica con su tono amielado y el haba tonka con su tono dulce, transforman el carácter de esta fragancia para ir paulatinamente tornandola en una composición diferente a todo lo experimentado en ella hasta ahora. Sin perder toda su personalidad floral en esta fase, nos presentamos en la cuarta hora con ese tono dulce-amielado que la relaja totalmente. De aquí en adelante poco a poco se va dejando dominar totalmente por el haba tonka y alcanzando la quinta hora ya los tonos florales prácticamente no se perciben quedando en la piel un suave tono dulce que se va degradando poco a poco hasta desaparecer.

Longevidad: unas 8 horas
Proyección: aproximadamente 1m durante 1h y media
Carácter totalmente unisex
Vestimenta casual, semiformal
Utilización en primavera verano principalmente de noche.
Es una fragancia para disfrutar uno mismo, si cierras los ojos puedes imaginar perfectamente un paseo en una bonita noche estrellada, atravesando primero un campo con cítricos y menta, acercándote a un bosque de pinos y abetos, para despues cruzaro y adentrarte en un campo de flores intensas y con un final dulce y placentero. Una bonita experiencia.