Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Midnight Oud, Ard Al Zaafaran

Midnight Oud eau de Parfum, Ard Al Zaafaran
Midnight Oud, Ard Al Zaafaran

MIDNIGHT OUD ARD AL ZAAFARAN

Fragancia de la que no hay muchos datos disponibles, la casa Ard Al Zaafaran es originaria de los Emiratos Arabes, con base en Dubai. De marcado carácter oriental, presenta unas notas de Salida de Bergamota, orégano y pimienta de Jamaica. Notas de corazón de ámbar, opopónaco, incienso y cistus. Notas de fondo; cuero, oud, pachuli y sándalo.
Parte con una salida dura, fuerte y seca que no es para todos. Muy aromática, ahumada y resinosa, dicen que es un muy buen clon de Interlude pero como aún no la conozco, no puedo opinar. En esta salida la bergamota apenas se nota, las notas dominantes son el orégano y la pimienta, pero que no vienen solas, sino acompañadas de tonos semi dulces y atalcados, el ámbar y la resina de opopónaco están presentes desde casi el principio, un tono muy aromático que no se puede decir que sea muy agradable, como a los diez minutos se percibe cuero también desde esta fase temprana así como el oud que se va incorporando a la parte baja de la fragancia. Hacia la media hora se percibe la incorporación del incienso, una nota que remarca el carácter ahumado de esta fase. Quizá ya estuviese presente antes, pero la intensidad del opopónaco y el resto de notas aromáticas copaban todo el abanico olfativo de esta primera fase de la fragancia. Ahora las notas de orégano y pimienta ya se asientan bastante, el tono resinoso casi asfixiante del opopónaco también cede un poquito y permite que asomen las demás notas. Hacia los 45 minutos empieza a aparecer también la nota de cistus que nos aporta un toque floral pero ciertamente extraño e intenso, muy penetrante que lo definiría como metálico y resinoso.
Alcanzamos la hora de vida con una mezcla de matices difíciles de identificar. Como tonos dominantes, tenemos la resina del opopónaco, el cistus y la pimienta con una segunda capa algo más suave de ámbar, incienso, un poco de cuero y un poco de oud.
Rebasada la hora de vida, caminando hacia la hora y media ya ceden más en su intensidad las notas de corazón cediendo el testigo a un cuero suave que se potencia a partir de aquí al igual que el oud, un oud sintético que potencia los tonos acuerados de esta fase de la fragancia.
Hacia la hora y media va apareciendo la nota de pachuli, que va a ser una nota suave que va a viajar a la sombra del cuero y el oud que son las notas dominantes. Aporta unos suaves matices amaderados más frescos que los del oud, un puntito más verdoso.
Hacia las dos horas se incorpora ya el sándalo que va a tornar más amaderado este final de fragancia con unos matices más frescos y luminosos. Desde aquí la fragancia se va tornando más aromática perdiendo esos tonos resinosos que traía, cede potencia el cuero y se nos queda a partir de aquí una fragancia amaderada con el pachuli y el sándalo arriba, el cuero y el oud debajo y un poco de incienso. Aún se percibe un suave tono floral del cistus pero ligero, algo de ámbar se percibe aún y un leve tono resinoso, todo ello en una segunda capa más débil.
A partir de estas dos horas se va dulcificando cada vez más, el ámbar a partir de aquí se torna poderoso y espléndido, luce de maravilla dejando unos tonos cada vez más dulces y aterciopelados más bonitos que envueltos en un suave tono resinoso que también ha tomado un carácter más dulce y se hacen las notas más poderosas ahora, dejando por debajo las maderas y un cada vez más débil tono de cuero. El oud que traía unos tonos acuerdados, ahora también toma matices dulces y se mantienen con una intensidad aceptable el pachuli y el sándalo.
Según avanza hacia las tres horas va tomando un marcado carácter avainillado que emerge entre el pachuli, el sándalo y el oud. Desde aquí en adelante la fragancia se va tornando cada vez más y más avainillada, es un continuo crecer de los tonos dulces hasta la quinta hora que se estabiliza. Esos tonos avainillados son los reyes de esta fase final de la fragancia que sigue proyectando entre medio metro y un metro de distancia y siempre con el fondo del combo pachuli-sándalo y un toque de oud.
A la sexta hora sigue igual. Cada vez más notable la vainilla envolviendo las notas amaderadas y el pachuli. Así se mantiene hasta la novena hora, que es cuando empieza a decrecer la proyección para quedarse poco a poco a unos 50 cm de la piel. En las siguientes horas lo que va a ir ocurriendo es la paulatina desaparición de las notas amaderadas aunque siempre va a tener un ligero matiz de oud muy leve y el pachuli experimenta un repunte de intensidad volviendo a convertirse en nota dominante a la altura de los tonos avainillados. Se queda en u dúo vainilla – pachuli hasta más allá de las 12 horas que es cuando va decayendo ese pachuli y se queda sola prácticamente esa nota de vainilla. Alrededor de las 20 horas ya empieza a descender la proyección a unos 10 cm y al llegar a las 22 horas, tras una ducha, su proyección quedó reducida a ras de piel prolongándose por encima de las 24 horas.

Una fragancia asombrosa en cuanto a longevidad y proyección: 24 horas sin problemas en mi piel con una proyección en torno a los 2 metros las dos primeras horas para ir bajando poco a poco, a la tercera hora llega con un metro a metro y medio aproximadamente y baja a unos 50 cm alcanzada la sexta hora, de la sexta a la novena se me queda a uos 20-30 cm hasta las 22 horas que baja a ras de piel y eso teniendo en cuenta que en ese punto me fuí a la ducha y después de ella continuó a ras de piel hasta rebasar las 24 horas.
Sencillamente espectacular. Quienes conocen Interlude de Amouage dicen que es su mejor clon, yo en eso no puedo opinar, pero sin atenerme a comparaciones, por sí misma esta fragancia está en el top 3 de mis fragancias de mejor rendimiento. Una fragancia dura en sus primaras fases, dulce y sensual al final, os recomiendo probarla, merece la pena sin ninguna duda siempre y cuando tengáis presente que debéis familiarizaros con estos perfumes tan orientales de notas radicales y con el oud. No son perfumes para cualquiera, y mucho menos para los más jóvenes, ideal para climas fríos, cuanto más fríos mejor, otoño e invierno, tardes y noches. Muy masculina (aunque pienso queno quedaría mal en mujeres). Puede ir bien con cualquier tipo de vestimentas salvo sport si no quieres matar a nadie. Muy agresiva y punzante de salida, creo que deberíamos esperar unas horas con ella puesta para poder recibir cumplidos. Yo de momento no he recibido ninguno si bien es verdad que aún la he usado poco, pero no la veo merecedora de ellos hasta más allá de su segunda hora. Ideal para hombres de personalidad bien marcada para transmitir un aura de poder y distinción, para no pasar desapercibidos y en cualquier lugar que se porte, dominar al resto de fragancias presentes. Su precio, alrededor de unos 30€ los 100 ml, invitan a disfrutarla.