Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Joop! Homme

Joop! Homme

Puedes comprarla AQUI.

Joop! Homme

JOOP! HOMME

Fragancia oriental fougère creada en 1989 por Michel Almairac.
SALIDA: Flor de azahar del naranjo, mandarina, bergamota y limón de Amalfi.
CORAZON: Canela, heliotropo, jazmín, cardamomo y lirio de los valles,
FONDO: Vainilla, haba tonka, sándalo y pachuli.
Salida compleja donde se entremezclan cantidad de tonos diferentes y que son bastante complicados de diferenciar. La primera impronta es la de un olor medicinal de cereza, pero en realidad lo que nos llega es una mezcla de la flor de azahar, con su tono denso, los cítricos, donde la mandarina tiene mucho peso, los tonos especiados de canela y cardamomo que dan un aire empolvado y tonos florales, donde el heliotropo nos ofrece matices avainillados y a cereza (no en vano le llaman hierba de vainilla), el jazmín aporta un tono semidulce, cremoso, cálido, especiado e intenso.
Hacia la hora es más floral y especiada, tonos de canela (considera como especia pero en realidad es la corteza interna de un árbol, el canelo que procede de Sri Lanka y puede alcanzar hasta 15 metros) y cardamomo sobre un fondo dulce. Los cítricos desaparecen y se mantiene un muy leve tono de flor de azahar de fondo que ya tiende a desaparecer.
A las dos horas el lirio de los valles ha tomado buena posición en el desarrollo de la fragancia siendo muy perceptible con sus tonos florales dulces, amaderados ligeramente especiados. En este punto domina por encima del resto de notas. Se mantienen los tonos de canela, cardamomo, jazmín y heliotropo y un suave tono avainillado.
Hacia la tercera hora mantiene los mismos tonos florales, especiados y ligeramente dulces pero ahora algo más amaderados, posiblemente ese tono provenga del sándalo ya. La canela se va debilitando ya.
A las 4 horas dominan tonos amaderados sobre un fondo floral y dulce.
A las 5 horas se torna más dulce, avainillado con tonka, ligeros tonos especiados de fondo con matices florales y ácidos a cereza aún (heliotropo)y tonos amaderados.
A partir de la sexta hora entra en acción el pachuli siempre envuelto en los tonos de heliotropo y vainilla – tonka que se mantienen e incluso se potencian algo. El pachuli se mantiene en tono bajo todavía.
Alcanzada la séptima hora es cuando despega con fuerza el pachuli y se hace más notorio, dejando notar ese tono húmedo, verde, amaderado y ligeramente dulce. Aún queda un poco del dúo vainilla – tonka y sigue manteniendo los tonos a cereza del heliotropo levemente especiados, pero ya muy poco.
A la octava hora siguen los mismos tonos, fondo de ese aroma parecido a la cereza del heliotropo, pachuli, amaderado suave y un poco especiado y dulce así se va a mantener ya hasta el final.
Longevidad:
Proyección: De salida como un metro a metro y medio que baja pronto, se reduce su proyección para alcanzar la hora y media a escasos cm. de la piel hasta la cuarta hora aproximadamente, luego ya baja a ras de piel.
Una fragancia con más de treinta años en el mercado que se hizo famosa por su aroma diferente y espectacular rendimiento pero que, con el paso de los años y como viene siendo habitual, las continuas reformulaciones han ido recortando mucho esas prestaciones. Actualmente es una fragancia de rendimiento moderado, aceptable para lo que viene a ser la media de lo que nos ofrecen actualmente las fragancias comerciales. No es una generadora de cumplidos, su aroma no encaja en los tonos actuales, es muy diferente al resto y de ahí su personalidad. Tuvo su época de éxito pero ya pasó, si bien por su precio nos podemos permitir unos conocerla y otros recordarla. Es una fragancia que provoca reacciones de amor-odio entre los amantes de la perfumeria, ideal para climas fríos, yo la ubicaría en el uso diurno y sin vestimenta formal, quizá más casual o sport, para ir a trabajar si la usas con moderación y alejada de las edades más jóvenes. Su precio actual está alrededor de unos 15€/100 ml. lo que la ubica en un nivel económico al alcance de todos, pero es imprescindible probarla antes de comprarla para evitar sorpresas por ser dificil de entender.