Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Jacques Cavallier

Jacques Cavallier

Jacques Cavallier-Belletrud nació en Grasse, “la capital del perfume”, una ciudad conocida durante siglos por su fabricación de perfumes, en el seno de una familia que vivía en la ciudad desde el siglo XV.
Su padre y su abuelo también fueron perfumistas, y él acredita haber sido sus mayores influencias. Cuando era niño, su padre lo entrenó en las fragancias de componentes naturales crudos para que fuese creando su propia biblioteca olfativa, almacenando en su cerebro actualmente en torno a los 5.000 aromas diferentes y ha declarado que los ingredientes que considera más esenciales para los perfumistas son la rosa, la madera de agar, el jazmín y la flor de naranja. Estudió inglés y español en la Universidad de Niza.
Comenzó a trabajar en fábricas de perfumes en Grasse durante los veranos a partir de los 10 años.
Trabajó en Charabot, Naarden, Firmenich y actualmente es Maestro Perfumista de Louis Vouitton.
Calvin Klein Truth, M7 YSL, Noir de Noir y Tuscan leather para Tom Ford junto a Harry Fremont, Acqua di Gio de Armani (junto a Annick Menardo, Alberto Morillas y Annie Buzantian) o L’eau d’Issey de Issey Miyake.
En 2004, Jacques Cavallier recibió el Prix François Coty , ahora conocido como Prix ​​International du Parfum.

En 2.016 presentó para Louis Vouiton su primera colección de Les Parfums formada por siete propuestas. Actualmente la colección la componen 12 perfumes femeninos y 8 masculinos en Les Parfums, y 5 perfumes-colonia, un concepto original diseñado sin distinción de género, en el que se alían la ligereza y la espontaneidad de las colonias con la sofisticación y profundidad de un perfume. El último en llegar es On The Beach, una nueva idea de crear frescor con frutos fantásticos, en este caso el Yuzu japonés, y hierbas aromáticas como el tomillo, procedente de España, el romero y la lavanda. Con On the Beach reinterpreta las notas cítricas, intentando capturar el corazón del yuzu, su chispa. Tiene un aroma complejo, como un cruce entre pomelo, mandarina y naranja y es, probablemente, el cítrico que mejor retiene la piel.

Decía en una entrevista de Sylvia Martí para La Vanguardia, que un perfumista debe conocer unos 5.000 olores. Hacen falta 20 años para lograrlo y luego has de refrescar tu memoria a diario. Es como cargar la batería del teléfono. Conocer las materias primas es la llave: si no las identificas no puedes crear perfume. Yo cada día huelo 5 materias primas. Hay que memorizarlas, como un texto. Mi padre me decía que no puedes estar satisfecho solo con saber algo, has de refrescar el conocimiento permanentemente, sino lo olvidarás.

Todo un genio de la perfumería.