Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Huberta

Huberta, Kelsey Berwin

Puedes comprarla AQUI.

Huberta, Kelsey Berwin

HUBERTA DE KELSEY BERWIN

Huberta es una fragancia de la casa Kelsey Berwin creada en 2.014. Existe muy poca información de esta casa perfumera, solo he podido averiguar que los aceites de estas fragancias se fabrican en Francia y se envían a los Emiratos Arabes donde se elaboran.
Parte con notas de salida de fresia, lavanda y notas florales. Notas de corazón de rosa y lirio de los valles. Notas de fondo: madera de oud, cedro, sándalo, pachuli y madera de gaiac.
Parte con una salida potentísima, casi asfixiante de fresia y lavanda con tonos florales que no se perciben mucho por la intensidad de las otras dos notas. Su percepción de salida es dulzona, acaramelada, empolvada, tostada y ligeramente ahumada. Las responsables de esta atosigante salida son la fresia y la lavanda principalmente. La fresia es una flor, no confundir con la fresa que es un aroma frutal. Esa fresia es una nota muy potente que deja tonos dulces, ligeramente cítricos y tonos jabonosos. La lavanda también tiene una potencia tremenda y ambas llevan el peso de la fragancia más allá de la hora siempre con el acompañamiento de un fondo de oud que no es intenso pero si perceptible y un ligero toque floral también suavecito. Esta mezcla de fresia, lavanda, flores y oud deja un acento dulzón, amielado, tostado y resinoso. A los quince minutos se asienta la salida y lo que habia salido como un revuelto de notas, empiezan a templar su intensidad y a coger su espacio cada una y es donde se empiezan a percibir mejor las notas con una lavanda intensa casi picante y empolvada como nota más significativa, pero con una espléndida fresia que deja unos divertidos matices que aportan, junto a la lavanda, una sensación de limpieza y un ligero fondo amaderado y dulce.
Según de aproxima a la hora, se deja sentir la rosa y poco después va asomando el lirio de los valles. Poco a poco van tomando cuerpo a la vez que la fragancia paso a paso se va volviendo más jabonosa.
A la hora empiezan a llegar unas oleadas de jabón limpio que lo envuelve todo, se van suavizando las notas de salida y se forma un bloque homogéneo de notas con las notas florales que se han incorporado siendo el lirio de los valles la nota que más destaca al alcanzar la hora y media junto con la fresia, la rosa y la lavanda y con ese fondo suave de madera de oud. Esta fase hasta las dos horas es la más floral y deja connotaciones más tendentes hacia el lado femenino sin dejar de ser muy unisex.
Llegados a las dos horas ya percibimos notas amaderadas más potentes, al oud que traíamos se unen el cedro dándole un tono más rotundo a lo amaderado desde aquí, ya las notas de inicio han perdido su identidad y tan solo queda el tono floral del lirio de los valles pero ya muy suave mezclado con el cedro con un ligero tono dulce y ahora empieza a percibirse el tono aromático del pachuli y poco a poco asoma también el sándalo hacia las dos horas y media. El tono floral va poco a poco desapareciendo y predominan las maderas con un tono ligeramente verdoso, ambarado y aromático del pachuli. Camino de las fragancia se torna cada vez más amaderada y algo más luminosa gracias al toque del sándalo que, con sus matices casi cítricos le da un giro más alegre.
Alcanzada la tercera hora la fragancia va perdiendo tonos dulces poco a poco, tan solo van quedando algunos tonos semidulces del pachuli y un leve fondo del lirio de los valles cada vez más débil y nos encontramos ya una fragancia donde todo es madera asentada sobre una capa de pachuli y flores. Desde este punto la madera de oud va tomando un tono acuerado que irá subiendo de intensidad hasta convertirse en nota dominante durante un tiempo.
Avanzando hacia las tres horas y media se incorpora una nota acuerada, posiblemente del oud que en esta fase adquiere esa tonalidad ya que no declara la nota de cuero y este oud de carácter sintético es más que probable que sea quien aporta este tono.
A partir de la cuarta hora la fragancia experimenta un debilitamiento de los tonos acuerados y se torna más ahumada, resinosa y con un suave puntito dulce de fondo por efecto de la aparición de la madera de gaiac. Este tono amaderado se une a los que ya traía la fragancia para dotarle de ese final totalmente amaderado, aún quea algún ligero atisbo de cuero que va a ir desapareciendo poco a poco quedando solo ese aroma amaderado y el pachuli hasta el final. Ya no hay más cambios y se va a mantener igual hasta desaparecer, ese combo maderas – pachuli se irá debilitando poco a poco hasta desaparecer.

Una fragancia con una longevidad aproximada de 12 horas en piel proyectando unos dos metros de salida para llegar con un metro a la primera hora. A la segunda llega ya a 15-20 cm y cae a ras de piel al llegar a la tercera hora.
Una fragancia unisex totalmente ideal para climas frios, otoño e invierno tarde y noche, tiene elegancia por lo que requiere ir arreglado formal o semi formal. En su fase de corazón lo veo un poco más inclinado hacia al lado femenino pero después en su fase amaderada cambia de perfil y tiende más hacia el lado masculino. Para edades más allá de los 30 la ubicaría yo.
Una fragancia atosigante de salida tremendamente aromática donde el oud no es tan notorio como en otras si la comparamos con Midnight oud o Dhanal oudh Jurrah por poner un ejemplo. Para eventos semi formales, salidas nocturnas y no es muy generadora de cumplidos, llamativa en su primera mitad, se torna más discreta en su secado. Su precio tan asequible la sitúa como una óptima opción de compra.