Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Eternity Calvin Klein

Eternity for men Calvin Klein

ETERNITY CALVIN KLEIN, PUEDES COMPRARLA AQUI.

De la familia aromática fougère, lanzada en 1990 de la mano de Carlos Benaim.

NOTAS:

SALIDA: Lavanda, mandarina, bergamota y limón.

CORAZON: Cilantro, azuzena, flor de azahar del naranjo, bayas de enebro, albahaca, jazmín, salvia, lirio de los valles y geranio.

FONDO: Sándalo, ámbar, almizcle, vetiver y palo de rosa de Brasil.

Salida cítrica y lavanda, buena percepción inicial de bergamota, mandarina, limón y albahaca, con incorporación a los pocos minutos (2-3) de un tono verde y picante, a los cinco minutos baja parcialmente el impulso cítrico intenso de la salida y va dejando paso a las notas de corazón, a los 10 minutos aproximadamente van incorporándose el cilantro, la albahaca, las bayas de enebro, la flor de azahar del naranjo, y poco a poco el resto de notas florales. A partir de los diez minutos las notas más perceptibles van a ser la lavanda, la flor de azahar del naranjo, la albahaca y el cilantro.
Es una fragancia con un buen repertorio de notas en su composición que se van entremezclando. A partir de los 15 min. se percibe bastante especiada, y el duo azahar-lavanda redondea el tono principal de esta fase, la albahaca queda un tanto doblegada por ellas. Según avanza hacia la media hora se van percibiendo por debajo notas florales que se van incorporando donde la salvia y el jazmín se van a percibir un poco más claras, hacia la media hora el geranio también se percibe mejor. Rebasada la media hora va dejando tonos jabonosos, limpios, síntoma inequívoco de la llegada de la nota de almizcle y poco después empiezan a llegar las primeras notas amaderadas y hacia la hora se empieza a percibir con más claridad el sándalo y el vetiver. La nota de palo de rosa de brasil es menos perceptible al confundirse su aroma amaderado floral pimentado entre el resto de notas que siguen en ebullición.
Llegados a la hora, la intensidad de las notas florales baja algo y se mantiene el tono especiado junto a las maderas, el vetiver y el almizcle con un fondo floral suave y notas verdes.
Entre la hora y las dos horas de vida, se produce el declive paulatino de las notas florales, se van debilitando bastante quedando muy de fondo, sobre ellas una capa verde, ligeramente especiada y picante y en lo alto las notas amaderadas, el almizcle y el vetiver. Todavía se percibe algún resto de lavanda. En realidad no hay cambios significativos y mantiene un buen tono aromático.
A las 2 horas y medias la nota de ámbar se percibe claramente junto algún tono floral más apagado, el vetiver suave, las maderas y el almizcle. Leve tono especiado aún. Sigue manteniendo un buen tono verde.
Al llegar a las 3 horas, ya no hay resto de tonos florales, el tono aromático verde pierde algo de potencia y las especias, se debilitan bastante. De la tercera a la cuarta hora dominan esos tonos amaderados con un leve toque de vetiver y almizcle y ese fondo verde aromático un poquito especiado aún.
Al llegar a la cuarta hora experimenta una notable caida de potencia, queda muy a ras de piel y flojita ya, madera verde y tono limpio.
En su sexta hora es lo mismo pero cada vez más débil. Entre la séptima y la octava hora, desaparece.
Se trata de una fragancia compleja en cuanto a notas, bien redondeada en su concepto y con un aroma muy agradable, masculino y clásico. Muy versátil y un seguro cuando no sabes que ponerte. Va bien tanto con una imagen casual como formal, se puede adaptar perfectamente tanto a un polo o una camisa como a un traje, no es sport, pero en el resto de ambiente se defiende perfectamente. Más diurna que nocturna, se puede defender sin problemas en la noche, para climas templado y cálidos. A partir de 35 años se puede utilizar perfectamente, no es juvenil pero tampoco tiene aire de viejo, es un clásico totalmente actual pese a ser una fragancia de 1.990.
Con una proyección y estela muy buenas la primera hora, de metro y medio, a la hora se reduce como a medio metro y va bajando hasta quedar a unos 15 ó 20 cm a la segunda hora y de ahí va bajando hasta quedar a ras de piel rebasada la tercera hora. Su longevidad en mi piel es de unas 7/8 horas.
Estuve probando a la par ésta y la nueva eau de parfum de 2019 y preferí ésta por su carácter más moderado, clásico y versátil frente al nuevo más acuático y juvenil, con más proyección la primera hora pero con una duración parecida. La eau de parfum me pareció una fragancia que quiere girar hacia un estilo de fragancia bastante diferente, más en la dirección de lo que pueda ser un polo blue o cualquiera de las acuáticas actuales. Me gusta más este original, con personalidad propia.

Una fragancia para edades de 35 años en adelante, más diurna que nocturna, admite todo tipo de vestimenta menos sport, para otoño, primavera y verano, una fragancia a un precio muy asequible, en torno a los 30€ los 100 ml.