Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Encre Noire Sport

Lalique Encre Noire Sport

Puedes comprarla AQUI.

Lalique Encre Noire Sport

ENCRE NOIRE SPORT

Creada en 2013 por Natalie Lorson y perteneciente a la familia amaderada acuática aunque acuática se percibe más bien poco. Sus rasgos fundamentales son los cítricos de salida, el ciprés, el vetiver y la madera de cachemira.

Sus notas de salida son bergamota, pomelo y nuez moscada,

Sus notas de corazón son el ciprés, la lavanda y las notas acuáticas,

Y sus notas de fondo son el vetiver Bourbon, vetiver de Haití, madera de cachemira y almizcle.

Su salida cítrica sube en escala partiendo de una suave bergamota los primeros segundos a la que se incorpora un pomelo intenso que domina y poco después la nuez moscada le aporta un toque especiado discurriendo los primeros diez minutos con un intenso tono cítrico especiado y a partir de ahí se percibe un ligero tono de lavanda que da paso a la nota de ciprés, que va a ser la nota dominante de la primera hora de la fragancia eclipsando esa lavanda hasta dejarla prácticamente imperceptible si bien ésta suaviza el tono de ciprés para que no sea tan intenso como en la versión primaria de Encre Noire. A partir de la media hora los cítricos dejan de percibirse también y nos queda el tono amaderado seco, leñoso y resinoso con un punto ahumado del ciprés con un leve matiz especiado y picantoso de nuez moscada y lavanda. Alrededor de la hora de vida el ciprés sigue dominando la fragancia pero esos tonos de acompañamiento van desapareciendo y se hace acompañar por la nota acuática que si bien no se percibe como un tono aromático determinado, si se percibe un ligero aclarado de ese tono de ciprés, se torna más suave para dejar paso a la incorporación del primer vetiver, el Bourbon que es la variedad más refinada de vetiver que existe. Una vez asentado el vetiver hacia la hora y media se va debilitando el ciprés mientras se intensifica el vetiver, posiblemente sea el punto que marca la incorporación del vetiver de Haití que realmente no se percibe diferencia olfativa a no ser que tengamos una nariz supereducada (no es mi caso). Ese vetiver va a recibir la incorporación a las dos horas de la madera de cachemira, que como he dicho en otras ocasiones no es realmente una madera sino una molécula sintética del estilo del Iso E Super y con un aroma parecido y así va a discurrir con ese dúo vetiver-cachemira hasta las cuatro horas aproximadamente. Al llegar a este punto se incorpora el almizcle que nos va a acompañar hasta el final de la fragancia. Desde aquí se van a ir debilitando el vetiver y la cachemira pero sin desaparecer y ese trio de notas nos va a llevar hasta el final, con ese tono amaderado, verde, fresco y húmedo, con matices cítricos y alegres y un tono a limpio característico del almizcle.

Su final a veces induce a engaño pues, al igual que ocurre con las fragancias de iso e super, experimenta un efecto vaivén que aparece y desaparece o se debilita, a veces se percibe y a veces no. La primera vez que me lo apliqué, a las cuatro horas dejé de percibirla y me quedé bastante decepcionado y curiosamente, llegó en ese momento a casa mi mujer y me preguntó que llevaba puesto que olía riquísimo. Este efecto ocurre con este tipo de moléculas sintéticas que atraviesan la membrana de nuestra nariz debido a su pequeño tamaño y nos confunden. Su longevidad en mi piel es de  8 horas pero desde la sexta hora se percibe muy débil y hay que buscarla con la nariz pegada a la piel. Su proyección es de alrededor de un metro la primera hora cayendo rápido a ras de piel.

Comparada con su antecesora, la Encre Noire original, Sport es más fina, más sutil y agradable, más ligera y fácil de llevar, abarca un mayor rango de edad y situaciones, más útil en más estaciones ya que prácticamente se puede usar todo el año aunque en pleno invierno, con frío la veo menos útil sobretodo comparada con sus hermanas. Por el contrario es menos intensa, con menos proyección y longevidad. La original es más dura, más contundente, oscura y marca más personalidad, para quienes buscan destacar en situaciones que lo requieran. Diría que la sport dura unas dos horas menos que la original y proyecta menos tiempo si bien ninguna de las dos es una maravilla de proyección, la original durante las dos primeras horas proyecta más o menos bien hasta un metro aproximadamente, quizá lo rebase un poco pero la sport no pasará del metro y solo la primera hora, enseguida cae su proyección quedando a ras de piel, antes de la hora y media mientras que la original proyecta minimamente hasta la cuarta hora aproximadamente.

Una fragancia que se puede utilizar desde edades próximas a la treintena, quizá algo menos, muy generadora de cumplidos, gusta mucho a las mujeres y permite una utilización tanto a nivel formal como semiformal o casual, con una camisa y pantalón de vestir va perfecta mientras su antecesora es algo más formal, más oscura y enfocada hacia el frío, más para otoño e invierno y mejor la noche aunque también rinde en el día. En cambio la Sport va más enfocada al día que a la noche, vale para cualquier estación como digo aunque veo menos útil su rendimiento en pleno invierno y en esas noches frías, mientras que en las de verano funciona bien. Ahí la original no tiene mucha cabida salvo que se limiten mucho los sprays.

La Sport pese a su nombre no tiene aplicación en ámbitos deportivos, es una fragancia ideal para oficina, para puestos de atención al público y extensible a reuniones y citas románticas, para salir con amigos sin ánimo de ser el centro de atención pero quedando genial. La original es más para una reunión de alta dirección, para destacar y llamar la atención, para marcar un poco más el territorio y que se fijen en ti.

Ambas gozan de un precio excelente, la Sport la pude conseguir por un precio en torno a los 20€/ 50ml y la original por unos 28€/100ml.

Dos fragancias de alta calidad que bien podrían ser fragancias nicho, muy bien construidas y diferentes, podrían costar más de lo que cuestan actualmente y a nadie le extrañaría, una compra excelente.