Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Encre Noire

Encre Noire, Lalique

ENCRE NOIRE, LALIQUE. PUEDES COMPRARLA AQUI

ENCRE NOIRE, LALIQUE

ENCRE NOIRE, LALIQUE

Creada en 2006 por Nathalie Lorson, pertenece a la familia Amaderada aromática.
Notas de salida: Ciprés
Nota de corazón: Vetiver
Notas de fondo: Almizcle y madera de cachemira.
Parte con una nota de ciprés de aroma seco, resinoso, balsámico, leñoso y ahumado, a madera vieja con un fondo de vetiver fresco, alegre, aromático, terroso y verde que aporta el contrapunto a esta salida, estas dos notas conviven unos 3 minutos de igual a igual hasta que a partir de aquí la nota de ciprés se sobrepone al vetiver dejándolo como un fondo de apoyo. De los cinco minutos en adelante el ciprés se va explayando mostrando sus características con más fuerza y nitidez hasta más o menos los quince minutos en que el vetiver empieza a cobrar fuerza y va, primero igualando y después superando a esa nota de ciprés convirtiéndose en la nota dominante. Durante estos primeros 15 minutos la fragancia se percibe leñosa, a madera seca, resinosa y un poco ahumada. A partir de este punto vuelve a emerger poquito a poco el vetiver, muy suavemente al principio para ir tomando protagonismo a medida que llega a la hora de vida la fragancia. En este período esos tonos recios se van tornando más alegres y vivaces, con un aporte verde y terroso cada vez más notorio, se va volviendo menos oscura, más luminosa y brillante con un carácter mucho más dulcificado. Nos encontramos que Encre Noir es un bosque embotellado con matices que intentan evocar el olor de la tinta. Maderas con mucha personalidad, tonos húmedos y terrosos, verdes y ahumados. Para mí esta fase que va de la 1ª a la 3ª horas es la más bonita de la fragancia.
De la primera a la segunda hora esta evolución sigue imparable de tal manera que alrededor de la hora y media están ya a la para el ciprés y el vetiver, y en la media hora siguiente es el vetiver quien va adueñándose del peso de la fragancia.
Rebasadas las dos horas, la nota de ciprés queda como una leve capa de fondo sobre la que se desarrolla majestuoso el vetiver. A partir de aquí empieza a aparecer la nota de almizcle que va dotando de un carácter cada vez más limpio y con un punto ligeramente jabonoso la composición. A la par que sube la intensidad del almizcle, baja la del ciprés, encontrado un punto de equilibrio entre todas las notas alrededor de las dos horas y media.
Llegando a las 3 horas de vida, la nota de ciprés solo nos deja ya una fina capa de fondo con un leve tono resinoso y ahumado con predominio del vetiver y el almizcle y comienza a aparecer la madera de cachemira.
Alcanzada la 4ª hora, los tonos amaderados y el vetiver vuelven a percibirse más potentes gracias a la incorporación de la nota de madera de cachemira que aporta tonos similares a estas notas y las potencia a la vez que el almizcle también se ve potenciado por esta nota y cobra un tono potente también.
De aquí en adelante, hacia la quinta hora esos tonos amaderados y verdes terrosos vuelven a perder intensidad, los tonos resinosos y ahumados del ciprés ya no se perciben, quedando como notas predominante los almizcles y con una capa de fondo claramente amaderada y verde terrosa donde el cashmeran deja un fondo ligeramente floral próximo al jazmín muy rico.
Su evolución a la sexta hora es igual pero bajando ya de intensidades, desde aquí ya se torna débil la fragancia, muy a ras de piel y se mantiene así, bajando poco a poco hasta desaparecer a las 10 horas de vida.
Rendimiento de 10 horas de longevidad con una proyección de alrededor de un metro las dos primeras horas y bajando a partir de aqui como a medio metro hasta llegar a la cuarta hora a unos 20 cm y a partir de aquí cae ya a ras de piel.
Fragancia tremendamente hermosa, que podría estar perfectamente considerada una fragancia nicho por su buena construcción y ser totalmente diferente, una fragancia que no gusta a todo el mundo ya que no es fácil de entender para narices principiantes. Muy masculina, potencia la personalidad de su portador y sus almizcles le aportan un carácter sensual, maduro y misterioso. Aquéllos que disfrutáis con Agua fresca de Vetiver de Adolfo Domínguez, esta fragancia supone el siguiente nivel, sobre esa base de vetiver, más rica e intensa en esta fragancia, se produce una explosión de maderas exquisitas.
Para usar con cualquier vestimenta excepto sport, válida tanto para el día como la noche, y de uso preferente en climas templados y fríos, se puede desenvolver bien también en climas cálidos sobre todo por la noche y controlando los sprays.
Con un precio excelente en torno a los 25€/100 ml, ofrece mucho más de lo que cuesta, considerando que está a un nivel próximo a la perfumería nicho desde mi punto de vista.
Mi frasco es un batch de Enero de 2019.
La nota de madera de cachemira tiene la particularidad de que no procede de ningún árbol, no es una nota de madera sino una molécula sintética también llamada Cashmeran que normalmente se clasifica dentro de los almizcles policíclicos y que no tiene un aroma identificado sino que, partiendo de una base amaderada, dependiendo de la nariz que lo huela, puede mostrar tonos cremosos, ambarados, ligeramente dulces, florales próximos al jazmín, tonos afrutados, ligeramente jabonosos e incluso especiados, húmedos, terrosos, resinosos, balsámicos, acuerados… podría constituir un perfume en sí misma al igual que ocurre con la nota de Iso E Super con la que entiendo tiene cierto parecido e incluso hay quien las confunde.