Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

CK One, Calvin Klein

CK One, Calvin Klein

COMPRAR AQUI.

RESEÑA CALVIN KLEIN ONE EN MI CANAL DE YOUTUBE

CK ONE – CALVIN KLEIN

Lanzada en 1994 de la mano de Harry Fremont y Alberto Morillas, clásico unisex fresco de la familia cítrica aromática.

NOTAS:

SALIDA: Piña, papaya, notas verdes, mandarina, bergamota, limón y cardamomo.

CORAZON: Nuez, moscada, violeta, raíz de lirio, jazmín, lirio de los valles, rosa y fresia.

FONDO: Sándalo, ámbar, almizcle, cedro, musgo de roble, té verde y acordes verdes.


Proyecta de 1m a 1,5 m la primera media hora, luego baja.
Salida muy cítrica intensa (bergamota, limón y mandarina) y tonos de frutas tropicales ( piña y papaya) pasados un par de minutos apareces suaves notas verdes y sale el cardamomo también con un tono suavecito.
El cardamomo sube intensidad y es más palpable llegados a los 5 minutos donde ya se empieza a apreciar un ligero tono floral y especiado, se unen el cardamomo y la nuez moscada y potencian este tono ligeramente picante y empolvado. A los 15 minutos tenemos un tono riquísimo floral donde se aprecian el jazmín, la violeta, el lirio que nos deja un olor potente y ligeramente picante, el lirio de los valles que nos deja unos tonos ligeramente verdes (como curiosidad os diré que es la nota favorita de Christian Dior) y sobre todos la fresia, un aroma dulce espectacularmente bonito. Alcanzada la media hora nos damos cuenta de que los tonos cítricos y verdes han bajado a niveles mínimos han desaparecido por el camino quedando un tono de cardamomo maravilloso, nuez moscada y flores por todas partes, y a las que se une ahora la nota de rosa que viene a completar el abanico de notas florales que componen esta fase de corazón. La nota de transición entre la salida y la fase de corazón es el cardamomo, que envuelve a los cítricos hasta abandonarlos a su suerte para recibir a las notas florales y acompañarlas en su desarrollo. Esta mezcla floral, rebasados los 45 minutos empieza a tomar un carácter cada vez más dulce lo que nos alerta de la presencia cada vez más evidente de la nota de ámbar. A partir de aquí nos vamos encontrando una fragancia tremendamente sexy, con un tono casi adictivo muy muy rico.
Al llegar a la hora, los tonos florales pierden intensidad y pagan a un segundo plano dejando todo el protagonismo de la fragancia en esta fase al cardamomo, la nuez moscada y al ámbar. De fondo se percibe algún destello verde.
Llegados a este punto la proyección se ha reducido notablemente quedando ya a unos 20 cm.
Rebasada la hora y media vuelven a aparecer notas verdes, y poquito después el musgo de roble de manera muy débil, la proyección ha desaparecido y ya está a ras de piel.
Llegamos a las 2 horas con unos tonos de ámbar, un ligero tono a limpio, levemente jabonoso, tonos verdes y un ligero f ondo de musgo de roble.
En el tránsito hacia la tercera hora se hacen más notables los tonos verdes, que toman cuerpo y se ponen al frente de la fragancia relegando un poco al ámbar y al musgo de roble y a ese ligero almizcle que va dejando ese tono limpio.
De la tercera a la cuarta hora, el tono verde rebaja su intensidad y vuelve a subir algo el tono dulce del ámbar aunque ya menos intenso que antes, sube de intensidad el almizcle y la fragancia deja ese aire a limpio más nítido y el musgo de roble queda más al fondo con poca notoriedad. En algunos momentos llega algún tono de té verde suave, como todas las notas, ya no hay ninguna nota potente, todas son suaves.
Rebasada la cuarta hora, los tonos amaderados de sándalo y cedro van haciendo acto de presencia, pero son notas tan débiles que hay que detenerse bien a buscar en la piel para percibirlos. Estas notas amaderadas no van a marcar en absoluto la personalidad de la fragancia, son simples comparsas con una presencia meramente testimonial.
A las cuatro horas y media tenemos un aroma limpio ligerísimamente dulce y un poquito amaderado, ya queda muy poquito rastro del musgo de roble, el resto de notas ya no existen.

Fragancia clásica, unisex muy fresca y apropiada para cualquier edad, climas templados y cálidos (primavera y verano), puede usarse en las primeras fases del otoño cuando el termómetro aún se mueve en valores templados. Exclusivamente para el día, acepta cualquier tipo de vestimenta y presenta un precio muy asequible, el frasco de 200 ml ronda los 30€.