Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Burberry London for Men

BURBERRY LONDON FOR MEN

PUEDES COMPRARLA AQUI.








Burberry London for men

Lanzada en 2006 por la nariz de Antoine Maisondieu pertenece a la familia oriental especiada.
NOTAS DE SALIDA: Bergamota, lavanda y canela
NOTAS DE CORAZON: Mimosa y cuero
NOTAS DE FONDO: Opopónaco, hojas de tabaco, madera de gaiac y musgo de roble.

Apertura fresca con una mezcla de lavanda y bergamota a las que se une casi instantáneamente el tabaco y poco despues la canela ofreciéndonos una salida dulce-picante y ligeramente empolvada, tras esta apertura, el tabaco se instala como nota dominante de esta fragancia, un tabaco fresquísimo y con un puntito dulce, un tono que me recuerda a las cajetillas de tabaco rubio recién abiertas y casi a la par se incorpora la nota de cuero suave, fina que acompaña al tabaco sin quitarle protagonismo. En esta fragancia el cuero no se percibe como un cuero al uso, nada que ver con los cueros actuales, ya que su suavidad no nos ofrece los tonos a los que estamos acostumbrados en otras fragancias donde es una nota más seca, dura y dominante, aquí es un cuero que emana dulzura y redondea al tabaco, un cuero con un trato sublime desde mi punto de vista para dejar que el protagonista sea el tabaco. Esta nota de tabaco a los 10 minutos de vida es la dominadora de la oferta olfativa que nos proporciona esta london for men, un tabaco que se mezcla con la nota de canela y con el cuero con un ligero toque cítrico donde la bergamota se percibe muy clara y un punto de lavanda que adquiere en este punto una notoriedad digna de reseñar. Esta mezcla de tabaco, cuero y canela avanza en el tiempo dejando la lavanda y la bergamota como base de fondo.
Hacia los 15-20 minutos va emergiendo la nota de mimosa que le da un carácter un poco más empolvado y anisado, una nota floral preciosa, también suave, como todo en esta fragancia. Llegando a los 25 – 30 minutos se sitúa en lo más alto de la escala de potencia de las notas, enlazando muy bien con la nota de tabaco formándose un conjunto más empolvando, picante, especiado y anisado elevando la intensidad olfativa y dotándola de un tono ligeramente dulce.
Alcanzando los 45 minutos el tabaco vuelve a sobreponerse y a reinar por encima del resto.
Llegados a la hora tenemos una mezcla de tabaco,mimosa, canela y cuero siendo las dos primeras las más intensas, la bergamota y la lavanda ya desaparecieron.
Avanzando hacia la hora y media va tomando fuerza la nota de cuero y alcanzada esa hora y media se va instalando en la zona alta de la fragancia.
Llegando a las 2 horas vamos encontrando la nota de opopónaco, una nota resinosa aromática con tonos ligeros a goma. La fragancia siendo siendo dominada por el fresco tabaco, con un tono ligeramente resinoso, acuerado y con un suave fondo donde aún permanece algo de mimosa, por ese leve tono anisado y un poquito de canela que ya ha bajado notablemente de intensidad.
A las dos horas y media la nota de madera se incorpora al conjunto tornando la dirección de la fragancia, ahora el tabaco y el cuero se debilitan y van realizando una transición de notas donde ambas ceden el protagonismo a la madera de gaiac. Esta madera se une en la parte alta al opopónaco y se va percibiendo un aroma suave dulce y alicorado que puede asemejarse a un vino dulce tipo Oporto.

Llegada la tercera hora sigue dominando la madera con un tabaco en una capa intermedia y un fondo ligerísimo con tonos débiles de cuero, levemente dulce y un puntito resinoso. De la tercera a la cuarta hora no aprecio cambios significativos, se sigue manteniendo en los mismos tonos.
Rebasadas las 3h y media empieza a asomar la nota de musgo de roble otra nota que se incorpora discretamente, casi de puntillas y se instala ahí sin molestar a nadie. Se incorpora poco a poco al resto de notas dándole un ligero tono verde a la composición. Muy rica. Esa nota de musgo de roble deja un ligerísimo punto olfativo que no se percibe muy claramente, pero que deja un tono terroso y verde, es un fino complemento que a veces parece que no está.
A las 4h de vida el tabaco ya se torna débil bajo el manto de la madera y el musgo de roble, el resto de notas van desapareciendo y solo queda un ligero puntito dulce de fondo.
De la cuarta a la quinta hora todas las notas se debilitan hasta desaparecer excepto la nota de madera y el musgo de roble que siguen vivos pero con poca intensidad al llegar a la quinta hora. De la quinta a la sexta hora van debilitándose poco a poco también hasta casi desaparecer alrededor de la sexta hora, pero sorpresa, cuando parece que se va definitivamente, empieza a aflorar de nuevo un tono dulce suave, que se va a haciendo cada vez más perceptible y vuelve a percibirse la nota de tabaco, siempre en tonos suaves pegados a la piel, esa nota de tabaco va a jugar en un continuo vaivén durante unas cuantas horas más bajo ese manto dulce que se prolonga en mi piel por encima de las 12 horas. Aplicada alrededor de las 5 de la tarde, a la mañana siguiente al pegar mi nariz a la piel, aún quedaba algo de ese tono dulce.
Proyecta alrededor de un metro la primera hora y luego baja como a medio metro hasta la segunda hora y a partir de ahí se queda a 10-15 cm de la piel para llegar a la tercera hora a ras de piel.
Fragancia suave y ligera de una enorme belleza, ideal para climas frescos y fríos, otoño, invierno y primeras fases de la primavera. Muy sutil y acogedora, seduce en las distancias cortas, masculina para vestimenta formal, semi formal y casual, me gusta más para el día que para la noche, cálida y elegante, con un punto clásico exquisito, diferente a las tendencias actuales un amor de fragancia homenaje al tabaco. Para edades de 35 en adelante.
Batch de Septiembre de 2009.