Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Benetton Colors Man Black

Benetton Color Man Black

BENETTON COLORS MAN BLACK

Creada en 2.019, pertenece a la familia olfativa oriental amaderada y nos presenta una pirámide olfativa con las siguientes notas:

SALIDA: Bergamota, pimienta negra y nuez moscada.

CORAZON: Cuero, lavanda, pachuli y vetiver.

FONDO: Madera de oud, vainilla, ámbar y almizcle.

Parte con una salida espectacular, intensa, con un fuerte golpe de vainilla, oud, lavanda y cuero que aportan un aroma dulce, amaderado resinoso, atalcado y acuerado entre las que se abre paso una nota cítrica muy perceptible de bergamota. Pasados cinco minutos se asienta esta explosiva salida y empieza a asomar el tono especiado de la pimienta negra y se le asocia la nuez moscada. A partir de aquí estas notas especiadas se van haciendo dominantes en el contexto de la fragancias apoyadas en un cuero notable, el tono atalcado de la lavanda y el tono cítrico de la bergamota, empujados desde el fondo por los tonos de oud y la vainilla.

A los quince minutos y ya totalmente asentada, su potente salida se modera y baja algo su intensidad por tanto su proyección decrece un poco y con estos tonos y la caída de la bergamota hasta desaparecer, discurre hasta los cuarenta y cinco minutos más o menos en que se incorpora el pachuli que viene a dejarnos sus característicos tonos amaderados, verdes, terrosos y húmedos con un punto ligeramente dulce. Este pachuli se va entremezclando con el cuero y las especias y la lavanda decaen. La vainilla y el oud se mantienen como tonos de fondo suave.

Alcanzada la hora, la vainilla se eleva majestuosamente tomando el poder de la fragancia apoyada en los tonos dulces del pachuli que la acompaña y a partir de este momento hace acto de presencia el vetiver. De aquí en adelante, el cuero decrece mucho quedando muy al fondo. La fragancia en este momento nos aporta un tono amaderado, verde, terroso con ese tono ligeramente húmedo por la conjunción pachuli – vetiver todo ello envuelto en un tono dulce suave de vainilla y un fondo de oud leve y ligeramente atalcada.

Hacia la segunda hora observamos qe sigue proyectando entre medio metro y un metro con tonos dulces procedentes de la vainilla que ahora se ven potenciados por la incorporación del ámbar que le da un toque más cremoso, aterciopelado y denso mientras el dúo pachuli – vetiver sigue presente y al fondo un leve tono de oud con ligeros matices especiados.

Hacia la tercera hora domina una potente vainilla con el apoyo del ámbar y al fondo el pachuli con un vetiver ya bastante débil y ese ligero fondo de oud con tonos especiados. Su proyección ha bajado a unos 30 cm. de la piel.

Llegados a la cuarta hora sigue más o menos igual destacando tan sólo la desaparición del vetiver pero sigue manteniendo los tonos dulces, el pachuli y el mismo fondo. Desde aquí reduce algo más su proyección quedando ya a escasos 10 cm. de la piel. Empieza a mostrar un ligero tono almizclado, caracterizados por unos tonos jabonosos y un aura a limpio.

A las seis horas sigue mostrando una rica vainilla que se mezcla con el almizcle y al fondo se nos queda el pachuli con el tono de oud. La fragancia se va quedando ya a ras de piel.

Al llegar a la séptima hora el pachuli deja de percibirse y se queda una vainilla que parece revitalizarse un poco con tonos jabonosos y oud. En este punto da la sensación de que se revitaliza un poco y se eleva algo su proyección para decaer poco después ya definitivamente.

Alcanzada la octava hora solo nos queda un leve rastro avainillado con un ligero tinte de oud para tender ya a desaparecer entre esta octava y la novena horas.

Resumiendo, nos ofrece una longevidad entre 8 y 9 horas y una proyección de partida en torno al metro y medio que decae algo a partir del cuarto de hora para llegar a la hora algo por debajo del metro, manteniéndose así, entre medio metro y un metro hasta la cuarta hora en que decrece hasta los 30 cm. aproximadamente  y llega a la sexta hora con unos escasos 10 cm. de proyección para quedar ya a ras de piel.

Una fragancia que sorprende por ofrecer un rendimiento excelente para su precio que, si bien no destila una gran calidad, se mantiene en unos tonos aceptables e incluso por encima de lo que cabría esperar en una fragancia que no supera su coste los 13€ su envase de 100 ml. Solo por su aroma y su rendimiento, se sitúa a la altura de fragancia de mucho más coste amén de ofrecernos un conjunto olfativo bastante original. La considero enfocada hacia los más jóvenes sin por ello desdeñar el uso por parte de personas de más edad. La ubico en entornos universitarios, de instituto, ideal para una fiesta entre jóvenes y válida tanto para el día como para la noche aunque dejándose más querer por ambientes nocturnos.

Igualmente es válida para entornos laborales, de oficina y cara al público, se ubica bien en vestuario de corte informal, casual o semi formal. Para un uso más formal creo que hay otras opciones más adecuadas pero en estos ambientes que relaciono, creo que se desenvuelve de maravilla. Una buena generadora de cumplidos sobre todo entre los más jóvenes y dado su bajo coste, merece la pena probarla y sorprenderse con ella.