Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Agua fresca Citrus Cedro

Agua fresca Citrus Cedro Adolfo Domínguez

PUEDES COMPRARLA AQUI: BRASTY

Agua fresca Citrus Cedro Adolfo Domínguez

AGUA FRESCA CITRUS CEDRO ADOLFO DOMINGUEZ

Agua fresca Citrus Cedro de Adolfo Dominguez es una fragancia cítrica aromática creada en 2018.

Notas de salida: Pomelo, bergamota, menta

Corazón: Hierba luisa, pimienta rosa, comino y jengibre

Fondo: Cedro, almizcle y ámbar.

Creada por Ramón Monegal pertenece a la familia cítrica aromática y se lanzó en 2018.

Parte con una poderosa salida de pomelo riquísimo que se torna muy cremoso según pasan los segundos hasta elevarlo a un nivel espectacular que se apoya en los suaves tonos de bergamota y que recuerda mucho a fragancias como Jimmy Choo Man Ice y Dior homme cologne. Su cremosidad la hace casi gourmand y con ese tono cítrico cremoso se desarrolla presentando hacia los 15 minutos un suave tono especiado que acompaña por debajo mientras se va instalando el tono aromático de menta que sube su intensidad. La pimienta a los treinta minutos es ya una nota importante y  abre la puerta a la llegada de la hierba luisa, tremendamente aromática y adictiva con sus tonos dulces alimonados. Al llegar a la hora aún mantiene algo de ese tono cítrico cremoso pero ya va en declive mientras que la menta va paulatinamente adquiriendo algo más de presencia y también se empieza a incorporar un suave tono amaderado.

En su avance hacia la segunda hora, los tonos cremosos han desaparecido totalmente y la menta se erige en nota dominante mientras al fondo aún se puede percibir un mínimo de cítricos mezclados con el tono amaderado que ha adquirido algo más de presencia. Esta menta hace de puente entre fases marcando la tendencia de la fragancia hacia una fase de corazón  más especiada y cálida sin perder sus raíces cítricas y mostrando su carácter amaderado. Rebasada la hora y media comienzan a dominar los tonos de hierba luisa, una nota que nos aporta un tono a limón dulce con matices afrutados y florales muy agradable y acogedor.

 La hierba luisa se va apoderando del tono general de la fragancia refrescando la memoria cítrica inicial, y se presenta en la segunda hora dominada por los tonos alimonados de la hierba luisa y el apoyo de fondo especiado para acercarse a la tercera hora incorporando un precioso jengibre que se eleva y forma la parte más intensa de la fragancia junto a la hierba luisa pero empezando una decadencia que va a dar paso a los tonos amaderados de cedro que, según se incorporan, abren paso a la llegada de matices limpios y jabonosos de almizcle dotando a la fragancia de un aura limpio precioso, mantiene algún tono de jengibre y hierba luisa. Hacia la cuarta hora se va a acabar redondeando en unos tonos aterciopelados semidulces muy suaves de ámbar que dan luminosidad al cierre de la fragancia junto a esa nota de almizcle ya más suave y no termina de deshacerse de matices de fondo de jengibe y hierba luisa que aún se resisten a desaparecer. Mantiene el tono de cedro en todo momento. Al llegar a la quinta hora la intensidad es más débil, los tonos de hierba luisa y jengibre van desapareciendo, se queda un tono de madera con fondo ligeramente almizclado y ambarado y avanzando hacia la sexta hora todo se desvanece, la madera se va y queda un levísimo tono almizclado y ambarado poco perceptible que desaparece al rebasar la sexta hora.

Longevidad: 6 horas

Proyección: de salida cercana al metro y decae para llegar a ras de piel a la segunda hora.

Fragancia muy aromática y agradable, con tintes mediterráneos frescos y cítricos, ideal para primavera y verano que gusta mucho, muy fácil de llevar, ideal para el dia y cualquier tipo de vestimenta que seamos capaces de llevar en nuestro dia a dia. Se trata de una fragancia que aporta luminosidad y bienestar, relajante y acogedora, una fragancia tierna que gusta a casi todo el mundo. Su rendimiento es modesto, con una salida cercana al metro que queda a ras de piel a las dos horas y con una longevidad aproximada de seis horas, las dos últimas bastante débiles pero acercando la nariz a la piel se percibe aún. Para cualquier edad y situación, queda bien siempre. Económica y muy recomendable para todo el mundo, tanto mujeres como hombres aunque la veo más cercana al lado masculino. Siempre queda bien y te va a hacer sentir bien, muy agradable.