Aromas y Perfumes

Reseñas de perfumes masculinos

Acqua di Parma Colonia Essenza

ACQUA DI PARMA COLONIA ESSENZA

PUEDES COMPRARLA AQUI: https://bit.ly/3laETfr

ACQUA DI PARMA COLONIA ESSENZA

Lanzada al mercado en 2010. De la familia cítrica aromática  para hombres.

Notas de salida: Bergamota, limón, mandarina, naranja, pomelo, petit grain y neroli.

Notas de corazón: jazmín, rosa, muguete(lirio de los valles), romero y clavo de olor.

Notas de fondo: Pachuli, vetiver, almizcles blancos y ámbar.

Su salida es un conjunto armonioso de cítricos espectaculares, un disfrute olfativo extraordinario para aquellos que amamos los aromas cítricos. Bajo su atractivo manto se asientas los tonos verdes del petit grain y el neroli, que rebasados los primeros cinco minutos se van equilibrando con los cítricos y poco después los superan creando una dominancia verde y manteniendo los tonos cítricos en su acompañamiento.

El Petitgrain es un aceite esencial que se extrae de las hojas y ramas verdes de la planta de naranja amarga. Tonos amaderados, naranjas y  verdes. El neroli se obtiene por la destilación de las hojas del mismo árbol y nos deja tonos de azahar, hojas verdes y especias, con un toque meloso y ligeramente metálico.

Alcanzado el cuarto de hora la fragancia varía tonalmente ofreciendo matices florales de jazmín y rosa, lirio de los valles y nos dejan tonos dulces  y especiados. Van asentándose en la base de la fragancia los tonos verdes y algo de cítricos aún que se van diluyendo. Acompañando de fondo, se incorpora una nota de almizcle blanco que va dejando tonos muy limpios y ligeramente jabonosos que dan ese toque tan atractivo a esta fragancia.

Minutos después comienza a asomar un tono verde aromático del romero y alcanzada la media hora domina la fragancia el tono especiado y empolvado de los clavos de olor. Los tonos cítricos desaparecieron hace rato y los tonos verdes apenas se aprecian ya.

Alcanzada la hora es el vetiver quien se incorpora. Elevándose en sintonía con los tonos especiados sobre un lecho floral, camina hacia la segunda hora con el dominio del vetiver y por debajo el clavo mientras se mantienen los suaves tonos de almizcle.

De la segunda a la tercera hora se va tornando más almizclada, limpia y muy luminosa por esa mezcla dominante de vetiver y almizcle. Las especias van decayendo y posándose al fondo mientras se debilitan.

Rebasada la tercera hora el almizcle se potencia y la fragancia muestra un tono limpio más nítido si cabe. En el intervalo entre la tercera y la cuarta hora hace aparición la nota de pachuli. Más allá de la cuarta hora la fragancia entra en un impás donde se muestra muy débil al decaer el vetiver y quedar al fondo y prácticamente desaparecer el clavo quedando casi solo el almizcle con notas amaderadas de vetiver y pachuli débiles, por lo que parece que se apaga. Se reactivan el vetiver y el pachuli llegando próxima a la quinta hora con lo que empieza a sacar la fragancia del letargo que mostraba. Según se va recuperando el tono de la fragancia, se perciben tonos ambarados que se van incorporando suavemente. Desde aquí tenemos dos dúos de notas, las de carácter terroso-amaderado (pachuli-vetiver) y las limpias-dulces-aterciopeladas del dúo almizcle-ámbar. Con este conjunto de notas se forma una mezcla homogénea donde destaca a veces el vetiver y que se va debilitando poco a poco hasta desaparecer con un tono de pachuli ambarado.

Su proyección de salida es de alrededor del metro y medio que mantiene hasta la hora en que decae sensiblemente y se mantiene proyectando a un nivel en torno a los 20-30 cm hasta rebasada la tercera hora en que se va posando a ras de piel. Su longevidad supera las 8 horas en mi piel con un tono aceptable y a partir de aquí se desvanece casi totalmente pero siempre va a mantener un tono de pachuli ambarado hasta más allá de las 10 horas, pero solo como un resto leve que da tono a la piel.

Es una fragancia de muy alta calidad, con un rendimiento muy bueno para el tipo de fragancia que es, donde han sabido conjugar de forma excelente las notas para, aprovechando los fijadores de almizcle y ámbar con un vetiver muy duradero y un pachuli que siempre da un fondo largo y longevo para permitirnos deleitar esta estupenda fragancia durante un buen puñado de horas. Elegante, unisex pero con un toque varonil, ideal para cualquier momento y situación, siempre te aporta un plus de clase y distinción. Ideal para climas templados y cálidos, y principalmente para el día, no va a desentonar nunca en ninguna otra situación. De corte clásico, para personas que han cumplido la treintena principalmente, es la compañera ideal para una camisa blanca o un traje, aunque con ropa casual tampoco te va a dejar mal. Muy versátil y garantía de calidad como todo lo que hace Acqua di Parma. Su precio, obviamente, se dispara en comparación con las fragancias habituales de diseñador, pero merece la pena pagar un poco más y deleitarse con esta excelente fragancia. Su envase de 50ml. Me costó alrededor de 75€. Una opción muy buena para sentirte estupendamente acompañado.